Saint celebra sus 25 años con Caibo Sinfónico y el Ensamble de Metales Maracaibo.

RUEDAPRENSA2

La casa de software Saint de Venezuela, cierra la celebración de sus 25 años, con un magnífico concierto sinfónico entre Caibo y el Ensamble Metales Maracaibo, en el aula magna de la Universidad Rafael Urdaneta, este sábado 19 de septiembre a las 7:00 de la noche.

Ramón Vera, director de la empresa, explicó que el evento será disfrutado por 1314 personas. Contará con un repertorio de 14 canciones dónde se escucharán temas propios de Caibo y temas típicos regionales y nacionales, para que los invitados internacionales puedan sentir y vivir nuestra cultura.

Así mismo, expresó su felicidad por contar con la participación de jóvenes talentos zulianos reconocidos a nivel nacional. “Para nosotros es un motivo de orgullo y regocijo saber que se cuenta con tanto talento”, agregó.

Por otra parte, Bethzart Acosta, integrante del grupo Caibo, afirmó que se sienten muy cómodos con el formato sinfónico que se tendrá en la presentación y aprovechó la ocasión para expresar su identificación con el mensaje que saint transmite a los jóvenes de ser emprendedores y sin miedos.

Por el Ensamble Metálico Maracaibo, Alberto González, afirmó que es un honor contar con tanto talento en el concierto el que se ha preparado con la intención de mantener los más altos estándares de excelencia y reiteró que los ritmos presentados serán aquellos representativos del país.

Para Vera es importante reconocer el auténtico trabajo de los músicos. “Que se reconozca y se aprecie el trabajo de los músicos como un auténtico trabajo, porque pensamos que es diversión… En el poco tiempo que vengo trabajando con el maestro José Luis García, me ha hecho apreciar y destacar esta labor, así como Alberto González. Ver con la pasión que ambos quieren y aman la música es lo que nos ha conectado, porque es la misma pasión con la que hacemos nuestro trabajo y sentimos por esta tierra”, añadió.

Para ver fotos oprima aquí.


Con saint ANNUAL ganas más.

25 años son solo el inicio.